Transferibilidad

     Esta iniciativa es extrapolable a cualquier ciudad del mundo. En todas ellas hay contenedores, materiales desechados y gatos viviendo en sus calles. La mejor evidencia es que cada vez más ciudades de todos los continentes están interesándose por implantarlo. New York, Barcelona, Medellín, Buenos Aires, Montreal, Camberra, etc., han mostrado su interés.

A %d blogueros les gusta esto: